Nuestras 7 razones principales para despertar para ese vuelo de madrugada

Aunque no a todo el mundo le gusta levantarse temprano por la mañana, reservar el primer vuelo del día es una decisión inteligente si significa la diferencia entre un vuelo tranquilo y uno terrible.  Debido a su asociación con los pasajeros que tienen los ojos rojos por el cansancio, un vuelo a primera hora de la mañana suele denominarse vuelo de "ojos rojos". La hora de estos vuelos de madrugada es entre las 8:00 y las 9:00. 

Sigue este blog mientras repasamos 7 razones clave por las que deberías mantener tus opciones abiertas al reservar tu próximo vuelo si te gusta ahorrar tiempo y estrés.  

 


¿Has sufrido un retraso o una cancelación de tu vuelo en los últimos 6 años?

Aún estás a tiempo de reclamar una compensación por tu vuelo y conseguir hasta 600€ por pasajero.
 

Reclamar ahora


 

Razón nº 1: Evitar retrasos 

No hay nada peor que hacer cola durante horas en el aeropuerto antes de pasar a toda prisa por el control de seguridad y llegar a la puerta de embarque. Este estrés aumentará minuto a minuto si, además, ¡tienes problemas de tiempo!

En primer lugar, deberías optar por un vuelo de mañana porque seguramente habrá menos retrasos. Habrá menos tráfico en la ciudad (evita la hora punta), en el aire y en los quioscos de venta de billetes, tanto si viaja al aeropuerto como si ya está allí.

Por lo tanto, hay menos tráfico aéreo por la mañana porque los vuelos del día anterior ya han aterrizado, lo que permite un alto índice de puntualidad a primera hora de la mañana. Los controladores aéreos tienen que empezar a retrasar los despegues y aterrizajes porque los aviones se acumulan y esperan para despegar durante todo el día.
 


¿Te has levantado temprano y aún así has tenido que esperar horas en el aeropuerto por culpa de un vuelo retrasado?

Mala suerte... pero puedes compensarlo reclamando una indemnización por vuelo y consiguiendo hasta 600€ por pasajero.
 

Reclamar compensación


Razón nº 2: Ahorrar dinero 

Los vuelos de primera hora de la mañana que salen antes de las 9:00 también suelen ser más baratos que los que salen a última hora de la mañana, por la tarde o por la noche.

Razón nº 3: Cielos despejados 

Además, el viento suele estar más calmado por la mañana, lo que hace que las turbulencias sean menos comunes y que la probabilidad de una tormenta sea mucho menor.

Razón nº 4: Las vistas 

Volar hacia o desde una ciudad mientras el sol se levanta sobre el paisaje que tienes debajo es una gran manera de empezar el día. Ver el amanecer lentamente en el horizonte puede permitirte tener uno de los vuelos más hermosos.

Razón nº 5: Optimización 

Podemos argumentar que llegar de un vuelo matutino lo suficientemente temprano te permite maximizar tu día y comenzar con una nota alta a diferencia de si volaste por la noche después de un día completo de trabajo, por supuesto dependiendo de la zona horaria y la logística de tu viaje.

Razón nº 6: Limpieza 

Otra ventaja de los vuelos matutinos es que tu avión estará lo más limpio posible. En ocasiones, los intervalos entre los vuelos son tan cortos que todavía queda algo de limpieza por hacer para cuando el siguiente vuelo deba salir. Al embarcar en ese viaje matutino, puedes estar seguro de que todo estará en orden. Seguro evitarás cualquier desorden descuidado por los apresurados auxiliares de vuelo.

Razón nº 7: Buen humor 

La tripulación del vuelo estará en plena forma, lo que nos lleva a nuestro último argumento. Estar allí al principio del día asegura que todo el mundo tiene ganas de pasarlo bien y quiere una navegación tranquila. Esto se debe a que todo el mundo se cansa a lo largo del día tras interactuar con numerosas personas, algunas de las cuales pueden no ser tan agradables.


 

Estas fueron nuestras 7 razones principales para tomar ese vuelo a primera hora del día. ¿Eres una persona madrugadora? Entonces, ¡te será más fácil coger tu vuelo temprano!

No importa que tan temprano decidas tomarlo, todavía hay (pocas) posibilidades de que tu vuelo se retrase. En ese caso, puedes reclamar una indemnización por vuelo de hasta 600€. 

Comprobar mi vuelo