Cómo evitar el jet lag

¿Alguna vez te has sentido tan agotado que puedes quedarte dormido fácilmente mientras estás de pie? El jet lag es un estado en el que tu cuerpo no está de acuerdo con la percepción que tu mente tiene de la zona horaria actual. Cuando se acaba de llegar a un lugar nuevo y se está deseando explorar, el jet lag puede tener una serie de consecuencias en el cuerpo y la mente que no necesariamente se desean.

El jet lag no puede evitarse por completo, pero sus efectos pueden reducirse para que puedas disfrutar por completo de tus vacaciones. En este artículo, te explicaremos qué es el jet lag y cómo afrontarlo.

 


Has tenido un vuelo retrasado o cancelado en los ultimos 6 años?

¡Aún no  es demasiado tarde para reclamar compensación por vuelo y obtener hasta 600€!

Reclamar ahora


 

¿Qué es el jet lag?

Los viajes aéreos transmeridianos son la causa principal del trastorno del jet lag, más conocido como desfase horario. Dado que todo el mundo tiene un reloj interno de 24 horas que regula cuándo dormir y despertarse, el jet lag repercute en este trastorno del sueño de ritmo circadiano ampliamente reconocido. El jet lag es una condición cuando nuestro reloj interno se desincroniza de nuestro ritmo circadiano.

En resumen, el jet lag es el resultado de la adaptación a un nuevo horario en una zona horaria diferente, así como a las variaciones de altitud.

 

 

 

 

¿Cuáles son los síntomas del jet lag?

Los síntomas del jet lag son muy variados y difieren mucho de una persona a otra en cuanto a lo que siente y cómo. Los siguientes son los síntomas más típicos:

  • Alteración del sueño — La mala calidad del sueño, los problemas para mantenerse despierto durante el día, el letargo, la dificultad para conciliar el sueño o para mantenerse despierto por la noche y el insomnio son sólo algunos de los signos.

  • Problemas de concentración y memoria —  Puede resultar difícil concentrarse en tareas específicas.

  • Mareos — También hay una sensación general de "malestar" asociado a él.

  • Indigestión —  Puede haber falta de apetito y problemas gastrointestinales.

  • Cambios de humor —  Entre ellos están la irritabilidad y diversos grados de ansiedad.

 

 

¿Quién corre el riesgo de verse afectado por el jet lag?

Hay varios factores que pueden aumentar la probabilidad de experimentar los síntomas del jet lag:

  • Número de husos horarios cruzados —  Es más probable sufrir los efectos del jet lag cuantos más husos horarios se crucen.

  • Volar hacia el este —  En comparación con los viajes hacia el oeste, cuando se "gana tiempo", ir hacia el este hace que se "pierda" tiempo.

  • Viajeros frecuentes —  Los viajeros de negocios, los auxiliares de vuelo y los pilotos son especialmente susceptibles al jet lag.

  • Ser un adulto mayor —  Los adultos más jóvenes suelen necesitar menos tiempo para adaptarse al jet lag que los adultos mayores.

 

 

Consejos para minimizar los síntomas del jet lag:

Aunque nos gustaría que fuera factible, no es posible evitar instantáneamente experimentar los síntomas del jet lag durante uno o dos días. Sin embargo, podemos intentar disminuir la probabilidad utilizando los siguientes consejos.

  • Prioriza el sueño, al menos el día anterior —  Duerme un poco si sabes que tienes problemas para dormir en el avión.

  • Para evitar las agujetas, realiza ejercicios de bajo impacto —  Intenta hacer ejercicios breves y estiramientos antes de pasar horas sentado sin hacer nada especialmente activo.

  • Toma vitaminas que refuercen el sistema inmunitario —  Cuando vuelas, estás en un espacio cerrado con muchos desconocidos, pero nunca sabes quién podría estar un poco enfermo, así que quieres mantener tu sistema fuerte y preparado para combatir cualquier posible enfermedad. La vitamina C y la vitamina D son grandes ejemplos que fortalecerán su sistema inmunológico.

  • Cambia la hora del destino al que viajas entre 24 y 36 horas antes del despegue —  Siéntete como si ya te hubieras adaptado a tu nueva ubicación cambiando el huso horario en tu conciencia.

  • Evita los estimulantes como el café y come lo más sano que puedas durante el día — Es sabido que la comida de los aviones no es muy elegante ni buena para ti, así que es buena idea comer algunos alimentos sanos de antemano.

  • Hidrátate todo lo que puedas con electrolitos —  La deshidratación empeora los efectos del jet lag y dificulta la aclimatación de tu cuerpo. Elija el asiento del pasillo para acceder fácilmente al baño y beba mucha agua.

  • Para mantener la piel hidratada durante el vuelo, utilice una mascarilla — Alimenta y nutre tu piel, y para una sensación de frescor, considera la posibilidad de utilizar mascarillas refrescantes.

  • Toma todo el sol que puedas en tu nueva ubicación durante el día —  Mantén tu reloj circadiano funcionando correctamente.

  • Realiza un intenso ejercicio cardiovascular una vez que hayas llegado a tu destino - Esto te proporcionará un subidón de endorfinas y mejorará tu sueño.

Evita echarte una siesta o dormir cuando llegues a tu destino —  Mantente tan alerta como puedas una vez que hayas llegado a tu nueva ubicación, ya que el cansancio ayudará a conciliar el sueño, lo que te ayudará a sentirte mejor al día siguiente.

 

 

Retrasos y cancelaciones de vuelos

¿Tu vuelo fue retrasado o cancelado por alguna razón? ¿El retraso duró más de 3 horas? Desafortunadamente, esto ocurre con más frecuencia de lo que se cree, y cuando ocurre, aumenta el riesgo de sufrir jet lag a medida que pasa el tiempo.

Lo mejor que puedes hacer en esta situación es seguir los consejos sugeridos anteriormente e intentar relajarte al máximo.

Si tu vuelo se ha cancelado en el último momento o retrasado 3 horas o más, puedes tener derecho a una compensación de vuelo o a un reembolso. 

¡Cuenta con nosotros para tu reclamación! Con Vuelo-Retrasado.es, puedes presentar una reclamación, ahorrar tiempo y recibir un reembolso.

 

Comprobar mi vuelo