7 recomendaciones durante un vuelo de larga distancia

Cuanto más exótico sea el destino, más largo será el viaje, por supuesto. Quienes viajan a países lejanos para vivir nuevas aventuras a veces tienen que recorrer miles de kilómetros y pasar varias horas en un avión. Si no sabes a qué debes ponerle atención y cómo prepararte para un vuelo largo, llegar en avión a tu destino puede ser una tortura.

 

Con estos consejos y trucos usted llegarás a tu destino de vacaciones relajado y sin estrés a pesar de la larga duración del vuelo y comenzarás tu aventura en el camino correcto.

 

1. Elije tu asiento sabiamente

 

Para obtener el asiento deseado, debes registrarse lo antes posible antes de comenzar el viaje. Muchas aerolíneas ofrecen el check-in en línea 72 horas antes del despegue. No sólo puedes reservar un asiento a tu gusto por adelantado, sino que también puede ahorrar mucho tiempo en el aeropuerto simplemente descargando tu billete electrónico a tu smartphone o tablet.

Elije tu asiento sabiamente durante un vuelo de largo alcance

La elección del asiento para un vuelo de larga distancia, que puede durar hasta 20 horas en casos extremos, debe ser considerada cuidadosamente. Si prefieres sentarte junto a la ventana o en el pasillo depende de tus preferencias personales. La clara ventaja de un asiento con ventana es la posibilidad de apoyarse en la pared del avión y, por lo tanto, obtener la mejor posibilidad de dormir durante el viaje. Y si eso no funciona, al menos puedes observar el mundo exterior.

 

Sin embargo, si tienes que ir a los servicios más a menudo o quieres estirar las piernas de vez en cuando (muy recomendable para vuelos de largo recorrido), definitivamente te encontrarás mejor si estas sentado en el asiento del pasillo y no tendrás que escalar sobre tus vecinos dormidos cada vez que tengas que ir.

 

También, debes abstenerte de sentarte en el asiento central, ya que no podrás disfrutar de ninguna de las ventajas que ofrecen las otras opciones. Con un poco de suerte, el asiento permanecerá libre y tendrás espacio adicional en tu largo viaje.

 

2. Ropa cómoda para viajar

 

La ropa cómoda es imprescindible durante los vuelos de largo recorrido. Evita estar sentado en tus jeans ajustados en un avión durante horas. Hemos pasado por ello y es insoportable. Los pantalones sueltos y elásticos demuestran sus ventajas en cualquier posición sentada y no tendrás ningún bulto feo en las rodillas después del vuelo. Dado que las temperaturas a bordo pueden variar de demasiado cálidas a frías y heladas, es útil contar con varias capas.

 

Para evitar rigidez en el cuello o un dolor de garganta desagradable, definitivamente  lleva una bufanda, ya que los sistemas de aire acondicionado a veces están puestos demasiado fríos. Y por último, pero no por ello menos importante: quítate los zapatos y ponte los calcetines de peluche para que te sientas aún más cómodo.

 

3. Mantente hidratado! Los aviones tienden a estar muy secos

 

Debido a que el aire en el avión es muy seco y nuestras membranas mucosas sufren mucho, siempre se debe consumir mucha agua, especialmente cuando serás parte de un vuelo de larga distancia. Es mejor evitar el café y las bebidas alcohólicas durante el vuelo, ya que sólo te deshidratarán aún más.

 

Consejo extra: No tires la botella en el punto de seguridad, vacíala y rellénala después del control. Muchos aeropuertos tienen ahora grifos especiales para el agua potable. De lo contrario, también puedes comprar agua después del control de seguridad.  Esto a menudo tiene un precio excesivo, pero aun así es mejor que pasar horas sin agua. La mayoría de las aerolíneas te ofrecen bebidas gratis a bordo de vuelos de larga distancia. Muy importante, desde el aumento de los vuelos de bajo coste de larga distancia (hola, Norwegian), es muy posible que te encuentres en un vuelo de más de 7 horas en el que tendrás que pagar incluso por el agua.

 

4. llevar a bordo tus propias provisiones y bocadillos

 

Comprueba de antemano si algunos alimentos están incluido en el precio. En la mayoría de las compañías aéreas de bajo coste hay que pedir la comida por adelantado o, como en el caso de easyJet, Ryanair y compañía, comprarla directamente a bordo.

 

Uno no debería, en ningún caso, subirse con hambre a un avión  y esperar que se te mime allí con suficientes delicias culinarias. Para estar seguro, lleva bocadillos y disfruta de algunas ligeras tapas.

Conoce la comida que te servirán durante un vuelo de largo alcance

Si tienes una dieta vegetariana o vegana, o si no puedes comer ciertos alimentos, puedes hacer un pedido por adelantado en el sitio web de la aerolínea. Los padres también pueden solicitar menús especiales para bebés y niños. Dado que los menús especiales suelen ser los primeros en repartirse, recibirás tu comida incluso antes que el resto de los pasajeros.

 

5. Dormir mucho durante el vuelo

 

Trata de dormir lo más posible durante un vuelo de larga distancia, ¡el cuerpo te lo agradecerá! Sin embargo, para contrarrestar un desfase de horario desagradable, debes ajustar tus ciclos de dormir y comer a la hora en tu destino durante el vuelo.

 

Incluso si los asientos del avión no invitan a caer en los brazos de Hipnos, siempre es preferible llegar a tu destino en condiciones razonables. Además,  tienes que estar preparado para perturbaciones como el ruido y la luz brillante. Es mejor llevar tapones para los oídos o buenos auriculares y una máscara para dormir. También piensa en una almohada para el cuello para evitar despertar sobre los hombros de tu vecino. ¡Oh, la almohada para el cuello! Somos conscientes de que parece un poco ridículo, pero avalamos su capacidad de hacer que tu vuelo sea exponencialmente más cómodo.

 

6. Suficiente entretenimiento a bordo


Disculpa el juego de palabras, pero no le des ninguna oportunidad al abordomiento (¿entiendes? Aburrimiento + a bordo). ¿No puedes dormirte en el avión? Es mejor que averigües antes de comenzar tu viaje si la aerolínea ofrece programas de entretenimiento.  Evita aburrirte a toda costa, ¡todo lo que sufrirás! Descarga tus propias series o películas de Netflix y Co. a tu smartphone o tablet y velas en modo avión.
 

Con un podcast, también puedes recostarte, cerrar los ojos y continuar tu educación o simplemente escuchar a alguien conversando. Por supuesto, también puedes utilizar el largo tiempo de vuelo para realizar finalmente el trabajo pospuesto o para planificar y organizar tus citas.

 

Además, un vuelo de larga distancia es el lugar perfecto para volver a la lectura. Ya sea que se trate de la lectura de tu mesa de noche o de la guía de viaje con información útil sobre tu destino.

 

7. Recuerda que los retrasos y cancelaciones en vuelos de larga distancia te dan derecho a una indemnización.

 

Un vuelo de larga distancia siempre lleva mucho tiempo. No obstante, si la duración del viaje aumenta aún más debido al retraso o a la anulación de un vuelo, puedes tener derecho a una indemnización de entre 250 y 600 euros.

 

Si tu vuelo se ha retrasado, cancelado o fue sobrevendido, tienes derecho a reclamar una compensación. El importe de la compensación depende exclusivamente de la distancia de tu vuelo, por lo que probablemente tendrías derecho a 600 euros por persona para un vuelo de larga distancia de 3.500 km o más. La única advertencia, tu retraso (al llegar a tu destino final) debe ser mayor a tres horas.

Norwegian vuelos de largo alcance

¿Perdiste una conexión? También puedes reclamar

 

¡Sí! Es verdad. Si has perdido tu vuelo de conexión debido a un retraso o cancelación (incluso si tu retraso original fue más breve de lo estipulado) y has llegado a tu destino final con un retraso superior a tres horas, puedes reclamar una indemnización. Incluso si has perdido tu vuelo fuera de la UE. Sabemos que todo suena un poco complicado, así que puedes comprobar tu vuelo gratis aquí:

 

Verificar mi vuelo

 

No te pierdas ninguno de nuestros blogs o noticias. Síguenos en Facebook Twitter.

 


Opiniones de Vuelo-Con-Retraso.es en Trustpilot